Una de las razones por la que una mujer deja de trabajar, al menos por un tiempo, es cuando somos madres. Si bien esta no es una regla generalizada en el caso de las madres empleadas, si llega a serlo para casos como el mío.

Una vez que tuve a mi hijo, decidí no regresar a laborar durante un rato.

Esto por supuesto ocasiona una “ventana laboral” en mi CV y entre más largo es el tiempo, más compleja es una explicación.

Así como la maternidad, pueden ser otros muchos factores por lo que es importante manejar muy bien esta situación al momento de reincorporarte a tu vida profesional.

En este sentido, toma las riendas desde la presentación de tu CV como en la entrevista ante un reclutamiento de personal.

No dejes que los reclutadores usen su imaginación al ver esta brecha profesional.

La imaginación es mucha y ellos pueden pensar en cosas como: un despedido por insubordinación, ser incompetente, por tener una mala referencia si has estado sin trabajo durante tanto tiempo.

Pueden pensar de si fueras bueno, habrías encontrado un trabajo rápidamente o algo tan turbio como que intentaste envenenar a tu jefe.

Aquí debes contar la historia que desean escuchar los reclutadores y ten en cuenta la brecha de empleo.

De lo contrario, te reducirás al segundo nivel de candidatos o directamente serás rechazada.

Sin embargo considera que si incluyes una brecha de largo plazo en tu historial laboral considera que lo podrás explicar en una entrevista.

Ahora bien, ten muy presente que las probabilidades son que no recibirás una entrevista con una larga brecha de empleo.

Si tienes una larga brecha de empleo, aquí un tip: coloca la explicación de la (s) brecha (s) en el currículum.

La mayoría de las veces, tu CV es tu primera y única oportunidad de causar una impresión en un reclutador o empleador.

Si solo tienes una oportunidad de explicar, TÓMALA. Enumera el motivo de la brecha en el currículum.

Puedes apoyarte al hacer una lista cronológica en el currículum como parte del historial laboral.

¿Por qué? Porque si lo mencionas en la parte superior, la primera impresión para el reclutador será: TIENE lagunas en su historial de empleo.

Si lo mencionas por separado en la parte inferior, es probable que el reclutador ni siquiera lo lea porque ya habrás sido descalificado debido a las lagunas.

Si lo enumeras cronológicamente, el reclutador tiene una mejor oportunidad de: primero… leer y segundo… comprender.

Tu espacio tiene una historia… cuéntala. Si cuidaste de un familiar enfermo, di eso. Si estabas enfermo, di eso. Si dejaste tu trabajo por una razón u otra, dilo.

Y luego asegúrate de poner un pequeño resumen explicando la situación. No es necesario ser demasiado personal / detallado / gráfico.

Simplemente avísale a la gente qué sucede.

Una nota sobre un escenario como “Decidí cambiar de carrera”. Sí, sé que se incluirá en la sección de Educación, pero para el ojo no entrenado / flojo / escaneador, es posible que no se establezca la conexión y que parezca que estabas “solo” desempleado en ese momento.

¿Sabes lo que sucede cuando te entienden? TE RECORDARÁN y destacarás ante aquellos que revisan currículos.

Si quieres saber más entra a StaffSelection

FUENTE: YouTube, StaffSelection , Monografías