Visité recientemente la Península de Baja California la cual comprende Baja California (al norte) y Baja California Sur, en México.

Si bien, ambas están juntas y comparten una historia casi común, en el tema gastronómico tienen sus particularidades que las hacen diferentes.

Esto es lo maravilloso de México, sin importar la cercanía y los ingredientes “comunes”, cada estado posee su propia cocina que resalta y se distingue con respecto al resto de los estados. Veamos:

  1. a) Baja California

Los platos inventivos aquí son el mejor ejemplo de la evolución de México en la cocina auténtica.

Baja California basa su cocina en los estados cercanos de Sonora, Sinaloa y Jalisco, entre otros. Cuenta con aceite de oliva, viñedos e impresionantes mariscos, junto con la falta de tradición.

Esto ha abierto la puerta a los modernos chefs mexicanos para cocinar erizo de mar, almejas, oreja de mar y el cordero, junto con un vino excepcional.

Las tostadas de ceviche de erizo de mar, almeja, langosta, tocino frito y cangrejo araña a la diabla (diabólicamente picante) en el pueblo pesquero de Puerto Nuevo y Popotla son un lujo accesible.

Por otro lado, los tacos de mariscos, carne asada en Mexicali, tacos de carne adobada (nombre regional para al pastor), carne de res en birria, carne y tortas, se sirve en panes tipo chapata que forman una cultura de la comida callejera.

De hecho, pensar en unos tacos al pastor para eventos en Baja California podría ser toda una experiencia diferente si se compara con los tacos al pastor del Centro o Sur del país.

Sigamos entonces a un poco más de una hora al sur donde hay mayor actividad del manejo del cordero y el marisco fresco servido con Chenin blanco.

¡Ah, por cierto¡ Baja California es el lugar de nacimiento de la ensalada César, el cielo es el límite.

  1. b) Baja California Sur

El extremo sur de la península es el negocio de condominios, resorts y bares.

Aun cuanto tiene las tradiciones culinarias, poco coinciden con las pintorescas lagunas, bahías, playas y el exótico desierto del Vizcaíno junto a la selección de las mariscadas.

El pescado fresco y almejas en La Paz y Loreto es fresco, en donde con el solo acompañamiento de una salsa estilo Huichol estará llevándote al cielo.

Encontramos en el camino el pueblo de Santa Rosalía que se caracteriza por casas de madera francesa y una iglesia prefabricada, formado por el propio Gustave Eiffel, construida para apoyar los esfuerzos de la compañía minera El Boleo en donde se puede conseguir un pan sencillamente excelso.

Otras delicias incluyen el licor de damiana (licor de un arbusto silvestre), nacras llamados callo de hacha que son un lujo y empanadas de frijol dulce.

Puedes a la vez encontrar un gran variedad de restaurantes de mariscos contemporáneos que ofrecen más que una linda puesta del sol y una prominente resaca en donde los turistas disfrutan comer.

Toda esta oferta gastronómica la puedes encontrar desde el Aeropuerto Internacional de Los Cabos a la espera para tomar un vuelo o a todo lo largo (que es una gran extensión) y ancho de la Península de Baja California.

O mejor aún, recorriendo por tierra toda esta planicie en donde podrás encontrar más de una joya gastronómica en el camino.

Si quieres saber más sobre este tema entra a Taquerías El Farolito 

FUENTES: Taquerías El Farolito, YouTube, México Desconocido