La hermana de mi madre y yo somos muy unidas desde siempre y más ahora que vivimos muy cerca una de la otra ella y yo salimos a muchos lugares juntas y compartimos gustos en común como por ejemplo la música y el baile por lo cual ambas decidimos tomar lecciones de baile a las cuales asistimos por las noches de los martes y jueves, esta es una actividad que disfruto mucho y poco a poco hemos hecho amigos y amigas con las que a veces salimos a rumbear.

Mi tía Alexa, es muy joven aun pues solo me lleva una docena de años y al solo tener un hijo al cual no ve dado que mi primo vive en el extranjero pues ella y yo nos divertimos siempre que se puede ella no está para nada acabada de hecho todo lo contrario se cuida mucho y más después de que le detectaron diabetes por lo que hace ejercicio y mantiene una linda figura, me gusta mucho estar con ella, salir a cenar juntas y practicar el baile nos ha hecho más que familiares muy buenas amigas.

Una tarde Ale como cariñosamente la llamo me invito a una nueva estética que recientemente abrieron se estaban promocionando por lo que ofrecían el servicio de manicura y pedicura para dos personas a un súper costo el problema es que yo no podía ir con ella ya que tenía muchísimo trabajo acumulado en la oficina con el fin de mes y el cierre del año fiscal no tendría oportunidad sino hasta dentro de varias semanas más tarde por lo cual le propuse que fuera con alguna otra amiga, ella al momento se negó pero le insistí para que no desperdiciara la oferta y termino accediendo.

Pase poco más de un mes sin tener tiempo para verla como de costumbre aunque todos los días le hablaba para saber cómo estaba y ella me llamaba por las noches para saber que me encontraba ya en casa, aunque no conversábamos mucho debido a mi trabajo y la falta de tiempo, pero en cuanto se normalizo el ritmo en la oficina pase a su casa de camino a la mía y cuál fue la sorpresa que Ale se encontraba bastante desmejorada de salud por lo que me apresure de inmediato para llevarla a la clínica de la diabetes donde rápidamente le estabilizaron el nivel de glucosa, me dio tremendo susto pero afortunadamente ahí la atendieron en la clínica del pie diabético debido a que en la estética mientras le hacían la pedicura le cortaron un callo que tenía en el dedo del pie y le sacaron sangre ella no le dio la importancia necesaria y estaba a punto de provocarse una situación más complicada, afortunadamente esta situación no paso a mayores.

Unos días después estaba como nueva y con muchas ganas de asistir a nuestras clases de baile, pero preferí que guardara un poco más de reposo así que le propuse ir de vacaciones a la playa tomar un descanso y relajarnos en un spa a lo que sin dudarlo acepto, pronto reservamos el hotel, el spa, el vuelo e hicimos las maletas con lo necesario para pasar unos días de relajación absoluta, esos días comimos muy rico, sano y natural hicimos un poco de yoga, salimos de rumba, conocimos gente divina, tomamos unas deliciosas aguas de coco y también piñas coladas, reímos mucho, en fin la pasamos muy bien.

Ale es el único familiar que tengo y me asusté mucho al verla mal por lo que de ahora en más la voy a cuidar mucho más que antes ya que no deseo pasar otra vez por el mal momento que vivimos.

Si quieres más información entra a HC Medical 

FUENTES: YouTube, HC Medical, Mejor con salud